Cobertura integral

Los datos deberían alcanzar de forma integral a todos los tipos pertinentes de entidades jurídicas y personas físicas

  • Deben incluirse todos los tipos de entidades y estructuras jurídicas a través de los cuales se puede ejercer la titularidad y el control, incluidas, por ejemplo, las empresas de titularidad estatal (SOE) y las empresas que cotizanen bolsa (PLC), y todos los tipos de beneficiarios finales (incluidos los no residentes) en las declaraciones, a menos que estén razonablemente exentos. (Ver abajo).
  • Toda exención de los requisitos de divulgación debería estar claramente definida y justificada y, además, reevaluarse de manera constante.
  • Las exenciones de la declaración de beneficiarios reales deben otorgarse solo cuando la entidad ya esté divulgando su beneficiario final con un detalle suficiente y accesible, y esta información sea accesible para las autoridades a través de mecanismos alternativos con requisitos equivalentes (p. ej., para PLC que cotizan en bolsas con requisitos de divulgación equivalentes).
  • Las entidades exentas de declarar a sus beneficiarios finales no deben estar exentas de todos los requisitos de divulgación y deben declarar la base de su exención.
  • Todas las exenciones de la declaración deben interpretarse de manera restringida.

Es importante el alcance integral de los diferentes tipos de entidades porque si ciertas entidades y estructuras jurídicas no están incluidas, representan potenciales lagunas que pueden ser explotadas con fines ilegítimos. De manera similar, los requisitos de divulgación deberían abarcar todas las categorías de personas físicas (por ejemplo, los ciudadanos nativos o extranjeros que se ajustan a la definición de beneficiario final) para evitar la creación de una laguna que pudiera ser explotada para evitar la divulgación de la titularidad.

Los regímenes de divulgación deberían tomar como punto de partida la inclusión de todos los tipos de entidades y categorías de personas y, posteriormente, evaluar cuáles de esas entidades y personas pueden ser excluidas — por ejemplo, en función del riesgo — y publicar dichas evaluaciones y justificaciones.