Registro centralizado

Los datos deberían recopilarse en un registro central

  • Las divulgaciones de beneficiarios finales deberían cotejarse y mantenerse en un registro central.

Disponer de un registro público centralizado de beneficiarios finales implica que las personas y las autoridades pueden acceder a la información sobre los beneficiarios finales de las empresas a través de una ubicación central en un formato estandarizado. Se trata de un requisito previo para que todos los grupos de usuarios utilicen los datos sobre beneficiarios finales de manera eficaz, ya que elimina algunos de los obstáculos prácticos y financieros para acceder a dicha información y analizarla.

Llevar un registro central de beneficiarios finales es uno de los tres enfoques complementarios que el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) identifica entre las mejores prácticas. El análisis de las evaluaciones de los países llevadas a cabo por el GAFI demuestra claramente la importancia de los registros centrales para reducir el riesgo de lavado de dinero: los países que tienen un registro central — en comparación con los que confían en otros enfoques descentralizados en los que las empresas y otras instituciones poseen datos sobre beneficiarios finales— obtienen mejores resultados frente al requisito del GAFI de garantizar el acceso oportuno a información adecuada, precisa y actualizada sobre los beneficiarios finales de las empresas.